javaScriptnetArt

netArt.diaries.0001

A ojo cerrado.

Algunos días
cuando viajaba en el tren de costumbre
cansada por la faena
sentía la luz intermitente del sol golpeando su cara
rítmicamente bloqueada por los árboles
ella solo cerraba los ojos
y veía los colores filtrados por sus párpados
esas supernovas suaves
eran su bisabuela haciéndole trenzas en la casa de campo
el olor a mangos de la arboleda
sus pies enterrados en la arena de la costa chica
esos dulces colores eran su hogar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *